5.12.12

Descubriendo

Está claro que lo bueno de las enfermedades son las recuperaciones, así, después de 5 días comiendo un puñadito de arroz al día, vuelvo a tener una dieta normal y todo parece nuevo, cada bocado que das es como descubrir un sabor de nuevo. Juro que ayer me comí una barrita de pan tostado con un poco de aceite y me supo mejor que cualquier otra cosa que jamás hubiese probado.

Lecciones para la vida: uno no se da cuenta lo bueno que es lo que tiene hasta que lo pierde, así que disfrutad hoy mismo de vuestro pan tostado.

No hay comentarios: