2.10.12

Optimismo genético

Han de saber ustedes que este optimismo mío no es algo espontáneo, se trata de algo genético heredado de mi señor padre. Para demostrarlo, expondré una conversación telefónica reciente con la que quedará demostrado:

Antecedentes: El patriarca se encuentra ahora mismo de viajes por unas islas españolas durante una semana, junto con un grupo de adorables jubilados, aterrizó en la isla el domingo al mediodía y ayer lunes a la hora de la cena la conversación fue más o menos esta:

- Pues nada, a ver si cenamos y descasamos un poco que con tanto trajín estamos muy cansados.
- Vale Papá, descansa y pásalo bien, ya me contarás.
- Venga, que ya nos quedan pocos días para irnos...

Si es que no sé ni por qué lucho contra ello, va en los genes...

1 comentario:

arponauta dijo...

EXORCISMO: hay que eliminarlo, es poderoso pero se puede vencer :-( Piensa que él también lo habrá heredado. Y sé bien de lo que hablo ;-)