25.9.12

Patillas

El largo de las patillas entre los caballeros es una cosa que nadie sabe cómo se decide, pero que suele permanecer inalterable durante años. Así pues, cuando llegué a la edad en la que a uno le sale la barba, decidí que las llevaría largas (como Elvis manda) y desde entonces han seguido así.

El caso es que la gente cambia de peinado, pero no suele variar mucho el largo y/o la forma de sus patillas. Suele haber una excepción a esta regla, que es el momento en el que la pérdida de pelo es tan evidente que se decide uno rapar la cabeza, lo que normalmente se lleva las patillas por delante, aunque una excepción a esa excepción serían esos modernos que llevan patillas teniendo el cráneo tan pelado como una bombilla, de locos...

Uno de los mayores problemas a la hora de afeitarse, no es el c*ñazo en sí del momento afeitado, sino conseguir que ambas patillas te queden iguales, no ya sólo de largo, sino sobre todo de ancho, porque se pone uno a igualar y descubre que ha perdido la mitad de los apéndices capilares en un momento.

En fin, misterios capilares masculinos del día a día...


No hay comentarios: