17.10.11

Seguridad

En todos los coches podemos encontrar un avanzado sistema de seguridad llamado "agarrador", que se sitúa en el techo y con el que por algún extraño motivo, la gente se siente segura al usarlo en curvas pronunciadas, trazados sinuosos y firmes irregulares.

Pero lo más sorprendente es que he descubierto que en algunos coches (incluido el mío), dicho mecanismo, se encuentra situado también sobre el asiento del conductor, lo que me lleva a pensar en su supuesta utilidad, porque no me veo yo dando una curva cerrada y a la vez agarrándome al asa. La única utilidad que se me ocurre es en caso de ataque por dinosaurio (al estilo del Tiranosaurio Rex en Parque Jurásico), cuando estando el coche parado, y tras una embestida lateral, suponiendo que los airbags laterales y de cortina no hayan actuado, sea necesario agarrarse durante el zarandeo para sentirse seguro antes de morir.

No hay comentarios: