5.10.11

Espejos

Los fabricantes de espejos nos llevan engañando durante siglos, han conseguido convencernos a todos de que lo que aparece en ese cristal es lo mismo que el original, con el pequeño detalle de que sale al revés; pero mi teoría es que todo eso es mentira. Lo que sale reflejado se parece al original, pero no es igual, eso explicaría perfectamente el hecho de que en el espejo de nuestra casa todos nos veamos estupendos y de vez en cuando nos digamos "¡pero qué guapete que estoy hoy!", pero luego veamos una foto que nos han hecho o una grabación en vídeo y apenas nos reconozcamos, o comprobemos que esa camisa realmente nos queda mal o que tenemos chepa, estamos despeinados y gordos.

Así que mejor que un espejo, será conveniente instalar una cámara y un monitor para conseguir algo más fiel a la (dura) realidad.

No hay comentarios: