28.9.11

Lo dejo

En serio, lo dejo. Esto del Myolastan tiene sus ventajas, te quita (más o menos) el dolor de espalda, pero es que ahora mismo estoy sentado en la oficina como si en lugar de estar tomando un té, me hubiese tomado 4 gin tonics. Una cosa es estar un poco grogui y otra muy distinta es que me esté entrando la risa floja. Así que a partir de ahora volveré al ibuprofeno y caramelitos por el estilo, que a este paso me veo en la Betty Ford.

PD. Ossssh quiero mogollónnn... soisss mis mejorres amigosss...

No hay comentarios: