29.6.11

Operación triunfo

He llegado a la conclusión que tendría un gran éxito un grupo cuyo repertorio se limitase a melodías de teléfonos móviles, sería como tener un grupo de versiones, pero del siglo XXI y con canciones que todo el mundo conoce de sobra.

Tocarían todos los clásicos, por supuesto, el Nokia tune sería la estrella que todo el público corearía a la vez, pero el setlist incluiría todas las marcas.

Son todo ventajas, no desentonaría cuando, en las baladas, la gente levantase sus teléfonos móviles con la pantalla encendida en lugar del mechero en desuso; incluso nadie te miraría mal si en mitad de una canción te entrase una llamada, la gente lo tomaría como una petición.

Que tiemblen los Stones...

No hay comentarios: