21.6.11

Firmado:

Somos animales de costumbres y por culpa de eso, seguimos haciendo cosas que a poco que las pensemos, nos daríamos cuenta de los absurdas que son. Por ejemplo: cada día mandamos varios emails en los que lo primero que lee la persona que lo recibe, es nuestro nombre, y después el asunto sobre el que queremos hablar; pues bien, a pesar de eso, seguimos firmando los emails por si acaso no ha quedado claro quién lo está mandado, herencia del correo "vintage".

No hay comentarios: