13.6.11

Feria del libro

Este fin de semana me pude dar una vuelta por la Feria del Libro, bueno, más bien, me pude dar una vuelta entre los miles y miles de personas que daban una vuelta por la Feria del Libro, pero quitando el calor, no me llevé nada más a cada, en primer lugar porque no iba buscando nada en concreto y en segundo lugar porque hemos convertido la Feria del Libro en un escaparate de famosos que firman sus libros, y cuanto más sale en televisión esa persona, más gente hay esperando a que le firmen su libro, o haciendo corrillo a su alrededor para echar un ojo. Así, la gente se amontonaba en torno a Javier Sardá (gran escritor) o Nuria Roca (literata), mientras en otras casetas muchos escritores "de verdad" veían como la gente pasaba de largo y les miraba casi con desprecio porque no salían en televisión. Recuerdo ver, hace 3 ó 4 años, colas interminables para una firma de Boris Izaguirre, mientras en otra caseta, el Señor Peter Berling, charlaba alegremente con el librero porque nadie se acercaba a por su obra.

Así que hemos acabado convirtiendo la Feria del Libro en una exhibición canina, donde gana el perrillo más guapo y con el pelo más sedoso. Es por eso por lo que prefiero la feria del libro antiguo, allí la gente busca libros, no famosos.

1 comentario:

elhombreamadecasa dijo...

La "literatura mediática" es repugnante.