26.5.11

Pacto de caballeros

Hace cosa de un mes, comenté mi cambio de proveedor de cuchillas de afeitar, al mismo tiempo que me quejaba de los precios que habían puesto a las nuevas cuchillas. Pues bien, un mes después, tengo que afirmar que merece la pena cada euro gastado en las cuchillas en cuestión, llevo un mes con la cara suave y sin rozaduras ni irritaciones.

Es una cuestión de principios, si las cuchillas hubiesen sido una mierd*, lo habría gritado a los cuatro vientos, así que hago lo mismo si son buenas.

Dicho queda.

No hay comentarios: