17.5.11

Campaña

No sé cómo no se le ha ocurrido todavía a nadie, pero la fórmula para garantizarse la mayoría absoluta en las elecciones municipales del próximo domingo, consiste en prometer (con pruebas, eso sí) que el que salga elegido va a cambiar por decreto, la j*día costumbre de que de lunes a jueves haga sol, el viernes se nuble y el sábado y domingo llueva.

Con eso, tendría mi voto asegurado, que uno está harto de corrupción, paro, crisis y todas esas cosas, pero de lo otro también.

No hay comentarios: