28.2.11

110

Ahora que van a bajar el límite de velocidad en las autovíasa 110 km/h, es momento de ser positivos y dejar de buscarle inconvenientes. Aparte del ahorro de combustible, la principal ventaja, es que mi coche vuelve a estar en posiciones de cabeza, de nuevo vuelvo a tener un bólido, capaz de alcanzar la velocidad máxima permitida (en llano), me siento poderoso.

Para terminar de completar mi sentimiento de felicidad, propongo al estado, que limite la velocidad en las cuestas a 90 kmh y que en las mismas, obligue a circular en tercera velocidad. En ese momento, mi coche será una máquina de hacer kilómetros, una bestia parda...

No hay comentarios: