16.12.10

Manual para padres. Lección 3

Hoy: Las visitas

Cuando llega un nuevo miembro a la familia, se inicia entre los demás miembros (no residentes en el domicilio) una frenética carrera para ver quién es el primero en ver y coger en brazos al retoño, lo cual implica un aluvión de visitas que aunque no quieras, se instalarán en el salón de tu casa y a los que para colmo, tendrás que invitar a café.


Una vez instalados en tu salón, la conversación será igual en todos los casos, respondiendo a estas cuestiones:

- ¿Cómo fue el parto?
- ¿duerme bien?
- ¿cóme bien?

A partir de ahí empezará la competición de sacarle parecidos al niño, en estos casos, recomiendo llevar un registro escrito de quién ha dicho qué y en qué momento, porque lo normal es que alguien quiera marcarse el tanto y diga rápidamente "se parece al padre de mi prima Juana, la del pueblo" y luego, a los dos meses cuando está claro que el niño no se parece a esa persona, niegue rotundamente haberlo dicho. Una prueba escrita de todo esto puede dar momentos de gran risa.

Y luego está el horario de las visitas, que para todo aquel que no tenga hijos (o no recuerde el tema de los horarios) diré que han de realizarse cuando no den mucho por cul*, me explico, los bebés requieren toda una serie de maniobras que llevan tiempo, como son bañarse, comer, echar los gases, etc... y no conviene que vengas de visita a partir de las 8 de la tarde, ni que alargues tu estancia hasta las 10 de la noche; recuerda que estás en casa de gente que lleva tiempo durmiendo en períodos de 3 horas y su humor no está para farolillos, pueden volverse violentos en cualquier momento. Así que recuerda, visitas breves y como mucho de 17 a 20 horas.

No hay comentarios: