14.5.10

Santo Patrón

Mañana es la festividad de San Isidro, el patrón de Madrid capital y he podido comprobar que hay un acuerdo secreto entre los colegios y las tiendas de chinos, que pretende arruinarnos. Ahora se ha puesto de moda que los niños (vengan de donde vengan) vayan el día anterior a la fiesta, vestidos de chulapos o chulapas, o al menos (como en mi caso), con la gorra de chulapo y un clavel. Aquí es donde entran en juego las tiendas de chinos con unos disfraces que venden a 12 euros y que intentan parecerse al un traje de chulapo (sin conseguirlo, recuerden mi post sobre los disfraces de batman), pero que estoy convencido que no aguantarían un lavado.

Luego está el tema de la gorra, que es el que realmente nos ocupa hoy. 3,50€ por el trozo de tela mal cosido que tuve que comprar ayer me parece de juzgado de guardia, llamar gorra a esa especie se saco con visera es demasiado, por no hablar del tema "tallas", según el fabricante de esa gorra, un niño de 4 a 6 años tiene la cabeza de un diámetro similar al de una bombona de butano y además com irregularidades, ya que la forma no es redonda. Lo bueno es que con ese tamaño (y si nunca la metemos en la lavadora) la gorra le podrá valer hasta la jubilación, e incluso entonces, puede que le quede un poco grande.

No hay comentarios: