27.4.10

Parálisis facial

Está claro que para triunfar en el mundo de la música, lo menos importante es ser un buen cantante o interprete, un alto porcentaje del éxito radica en la imagen y en la pose a la hora de mostrarse al público. El problema empieza cuando descubres que sólo tienes una pose (igual que Obama o Paris Hilton), y esto es lo que le pasa al bueno de Michael Bublé.

Vaya por adelantado que el muchacho canta como los ángeles y borda su interpretación de Crooner, el problema le viene cuando llega la hora de hacerse las fotos para las portadas de los discos, el chico no ofrece muchas alternativas. He llegado a pensar que se hizo todas las fotos a la vez y cada vez que sacan un disco tiran de archivo. La cosa es sencilla, le ponen un traje y le dicen: "¡Michael, apóyate en la pared y pon carita de pena!" Voilá, ya tenemos portada.

Aquí hay unos ejemplos de las portadas de sus discos para el que no me crea.











No hay comentarios: