11.2.10

Los musicales, esa plaga

A estas alturas, imagino que todos lo que pasan por aquí conocen mi amor por ese gran género que son los musicales. Pero viendo que a pesar del auge de los últimos años, la gente se empieza a cansar, he decidido aportar unas nuevas ideas que hagan resurgir al musical como el gran género que es, comparable a la zarzuela e incluso a  la ópera.

Para ello propongo dos vías:

La primera pasa por adaptar toda una serie de clásicos al formato de musical, pero no cualquier clásico, sino los clásicos que han tenido gran éxito entre el público, cosas cercanas, del cine y de la televisión, no nos engañemos ¿quién iría a ver "El lazarillo de Tormes" en musical?, en cambio, nadie podrá resistirse a estrenos como:

- Aquí llega Condemor. El musical
- El Exorcista. El musical
- El turismo es un gran invento. El musical
- Desaparecido en combate 2. El musical
- Mar adentro. El musical
- Perdidos. El musical.

Y así un largo etcétera. Nótese que es muy importante añadir "EL MUSICAL" después de cada título.

La segunda vía se acerca a la realidad cotidiana y lo que de verdad nos toca sufrir a los ciudadanos de a pie, ya estoy viendo en los carteles títulos como:

- Esperanza y Alberto. El musical
- Jose Presidente. El musical (basado en la vida del López)
- El debate sobre el estado de la Nación. El musical
- Está la cosa muy malita. El musical
- El caso Gurtel. El musical

La lista podría ser infinita...

No hay comentarios: