25.1.10

Sin palabras

Sin palabras. Así es como me quedé el sábado pasado, cuando por desgracia tuve la suerte de asistir a la representación del musical "A", del ínclito Nacho Cano. Voluntariamente jamás me habrían podido llevar a ver un musical (me veo como M.A. drogado en los aviones), pero un regalo envenenado estas navidades, puso en mis manos las entradas para dicho musical sin escapatoria, había que ir.

Así que a las 7 de la tarde, allí estábamos Carambola y yo, dispuestos a todo. Primera fila del primer anfiteatro, asientos centrados. Y empiezan 3 horas (sí, sí, parece ser que no se podía contar en menos tiempo) de una mezcla entre los sketches de Cruz y Raya de los gitanos, Waterworld y una película de Joselito (el que no se lo crea, que se lea la sinopsis de la obra). Las pocas palabras que podía artícular eran "¿por qué, por qué?" cada vez que un nuevo hilo argumental se enredaba entre los otros (el Arca de Noé, la Atlántida, el cambio climático...). Cuando ya estaba a punto de arrancarme los ojos con mis manos y de sacarme las tripas para ahorcarme con ellas, llegó el apoteósico final, en el que aparece en escena ni más ni menos que el propio Nacho Cano, junto con un pianillo y sin venir a cuento ni tener nada que ver con el resto de la obra, empieza a cantar la canción esa de las uvas de nochevieja de Mecano mientras el público en pie, alcanzaba el éxtasis.

Afortunadamente Por desgracia, ayer fue el último día de representación y los madrileños ya no podrán disfrutar del espectáculo, pero con un poco de suerte salen de gira por España y os jodéis la disfrutáis en todas partes.


1 comentario:

arponera dijo...

jajajajajajajajajajajaja...