22.1.10

Carta abierta a las fuerzas del orden

Estimados miembros (y miembras) de la sección equina de los cuerpos y fuerzas de seguridad del estado,

Agradezco de antemano la labor de protección que realizan contra todo tipo de ataques, ciberataques, secuestros, robos, invasiones y latrocinios varios que nos acechan a diario. Sobre todo cuando uno trabaja cerca del centro del universo conocido y origen de toda la energía, materia y dinero (comúnmente llamado IFEMA).

A diario les vemos patrullar a lomos de sus majestuosos corceles, protegiendo nuestras vidas y nuestras más preciadas posesiones. Pero me gustaría hacerles notar un pequeño detalle del que a lo mejor no se han percatado (ya que les pilla de espaldas):

¡¡¡SUS CABALLOS SE VAN CAGANDO CADA 50 METROS!!!

Lo que convierte esta hermosa y apacible zona de oficinas en un campo minado en el que los humildes peatones vamos saltando como duendecillos del bosque esquivando las montañas de estiércol esparcidas por el suelo. Una estupenda imagen que transmitir a todo el mundo en estos días de Fitur.

No hay comentarios: