18.12.09

Tásis II

Con sus pacificas protestas de ayer, han perdido ustedes la poca credibilidad y dignidad que aún les quedaba. Ayer pude ver, al margen de los gritos y los insultos habituales de cualquier protesta, todo tipo de agresiones físicas, contra cualquier persona, llegando incluso a poner en peligro la vida de la gente, como ejemplos:

1. Una furgoneta pasa cerca del lugar de concentración de los "pacíficos" taxistas, a los pocos segundos y pensando ellos que se trata de un transporte ilegal de los que les quita el pan de sus hijos, la furgoneta acaba literalmente destrozada, sin cristales, sin espejos y abollada por las patadas, palos y pedradas que le dieron.

2. A un COMPAÑERO de trabajo, que deduzco que no está en contra de sus propuestas, pero que enciende su luz verde de su taxi, le ocurre lo mismo, cristales, espejos, abollones e incluso se lleva algún que otro golpe.

3. Otro COMPAÑERO que circula tranquilamente por la M30 con un cliente en su vehículo, se ve rodeado de otros 4 taxis que le obligan a salirse de la carretera y fuerzan al cliente a bajarse del vehículo.

Esperemos que no ocurra nada grave, si hay suerte y nadie sale herido, no será gracias a su civilizada actitud, digna de hooligans borrachos. Con gestos como estos, por mi parte se pueden despedir de hacer negocio conmigo; sé que no les supone nada, pero si de repente a todos los ciudadanos, que no tenemos ninguna culpa de sus problemas, pero que en cambio tenemos que sufrir sus protestas, se nos hinchan los huev*s y decidimos que a partir de ahora vamos a usar el metro, sería entonces cuando de verdad tendrían un problemilla... así que protesten ustedes todo lo que quieran, pero protesten contra los que tienen que protestar, no contra los que les damos de comer, no es buena idea.

No hay comentarios: