12.11.09

Soso

¡Qué lastima! por culpa de mi reciente enfermedad he perdido por completo los sentidos del gusto y el olfato, ayer comí pollo al curry y no me enteré de nada.

Ahora es el momento para aprovechar y comerme todo lo caducado/pocho que tengo en la nevera.

Aunque el motivo real de mi pérdida de olfato es la adicción al Rinospray, que ha producido el "efecto rebote" que hace que cuanto más "chus-chús" (en mi casa se llama así) te echas, más se te tapone la nariz.

Para superar la adicción he optado por los métodos drásticos, he dejado de tomarlo inmediatamente, lo que ha hecho que me haya pasado toda la noche respirando con la boquita abierta, como un pececillo fuera del agua. Diarios de un yonki...

No hay comentarios: