1.2.08

Avances

Ya lo comenté hace tiempo, pero es que cada día me alucina más que teniendo al alcance de la mano todo tipo de tecnología, cada vez más avanzada y cada vez a mejor precio, nos empeñemos en hacerlo todo al revés...

Ayer tuve la triste suerte de tener que asistir a reunión de 5 horas entre varias ciudades de España y llegué a varias conclusiones:

  • Cuando tiene que funcionar una videoconferencia, es justo cuando se estropea y hay que hacer la reunión por teléfono.
  • La calidad de sonido de estos chismes es similar a la de los vasos de yogur atados con una cuerda que usábamos de pequeños.







  • La atención humana no se puede mantener más de 15 minutos.
  • Cuanto peor sea el nivel de inglés, más lejos estarás del micrófono.
  • Si te quieres cortar las venas, usa un objeto afilado, un bolígrafo no corta... créeme, lo intenté a partir de la tercera hora de reunión.
Así que en el siglo XXI, en plena era de la información, las reuniones se hacen como en las películas de espías de los 60, la música se escucha a través de minialtavoces en un teléfono móvil con MP3 comprimidos hasta hacerlos irreconocibles, vemos películas en la pantalla de 4,3 pulgadas de la PSP y hacemos fotografías con los objetivos minúsculos y de plástico de nuestros teléfonos móviles...

... el futuro ya está aquí.


Nota: Puede que os lleguen rumores de que me ha salido mi primera cana... desde aquí los desmiento rotundamente... sigo teniendo un pelazo negro como Sandokán... la envidia que es muy mala.

2 comentarios:

AP dijo...

5 horas hablandole al bicho ese...dioooos...

Irimia dijo...

Mucho peor... ¡¡5 horas escuchando!!