25.1.08

El camaleón

Por si alguien no lo sabía, los ojos mienten, y mienten mucho. Porque si no, a ver cómo se explica que los pantalones que me compré el otro día en las rebajas, fueran marrones cuando me los compré, grises en mi casa y verdes en la oficina... o mienten los ojos o mienten los pantalones.

Photobucket

No hay comentarios: