8.5.07

Vecinos

Supongo que en todas la casas pasará lo mismo, pero es que en la mía tengo una serie de vecinos que dan para una peli de Berlanga, pondré algún ejemplo:


El pintor psicópata (chancháaan): pasados los 50 años, casado sin hijos, vive en el 2º piso, viste SIEMPRE (pero siempre siempre) con ropa de pintor (de brocha gorda), a saber, pantalón blanco y blusón blanco, que alterna con complementos según la época del año, un gorro tirolés con plumita en invierno y una cinta de tenista (blanca of course) en la frente durante verano.

Ahora viene lo escalofriante... en su casa hay una ventana que jamás se abre ni se sube la persiana, y su casa es igual que la mía, no es que sobre el sitio como para tener habitaciones cerradas; de cuando en cuando se ve luz por detrás, pero la persiana no se sube ni para limpiar el pollete, que se limpia desde el balcón cercano con una fregona. La teoría es que tiene a alguien encerrado en esa habitación o que la utiliza para sus sacrificios.

En el buzón he podido comprobar que tiene guardados media docena de ambientadores (si puedo aportaré testimonio gráfico), no he podido deducir la utilidad de esto, aunque se rumorea que recibe miembros mutilados por correo y de esta manera evita llamar la atención.

Su mujer es también peculiar, a pesar de que son solo dos personas en casa, todas las semanas lava un montón de sábanas y de edredones. Para terminar de entretenerse, se dedica a pelar ajos en el balcón y tirar las cáscaras a los vecinos de abajo...

... si los ves cerca no les des nunca la espalda.

PD. Y próximamente continuaremos con la fauna vecinal: Cantarín, La Facha, el marido de La Facha, el Rarito, el que no sabemos dónde vive...

No hay comentarios: