5.3.07

Fotos y marketing

A estas alturas casi todo el mundo conoce ya las cámaras Lomo, son unas sencillas (por no decir malas) cámaras rusas, que gracias a la magia del marketing han conseguido crear moda y lo que es mejor, triplicar su precio en pocos años. Los resultados no dejan de ser curiosos, pero por supuesto, la cámara no hace milagros, todo depende del "saber hacer" del fotógrafo.













Ahora he descubierto las cámaras Holga, una cámara china hecha de plástico (incluso la lente) que a diferencia de la Lomo, es de medio formato (6x6 cms.) aunque se puede encontrar en internet cómo usar carrete de 35 mm con sorprendentes resultados. De momento esta cámara se puede encontrar por una cuarta parte del precio de una Lomo, pero no tardará en convertirse en la nueva Lomo.



Aunque lo que he pensado siempre es que si realmente tienes algo que contar, da lo mismo que lo hagas con una Lomo, con una Holga o con la cámara del teléfono móvil, pero si no tienes nada que decir, la cámara no lo va a contar por ti. Así que si quieres hacer fotos, olvídate del tipo de cámara y simplemente hazlas con lo que tengas a mano. Me juego el cuello de que con la típica Werlisa que nos regalaban en la comunión (esa del disparador de color verde) se podría hacer lo mismo que con estas cámaras (además se pueden encontrar por menos de 15-20€), pero las "Werlisas" no han tenido la misma campaña de publicidad. De hecho, animo a todo el mundo a recuperar las cámaras viejas de sus padres (asi de memoria recuerdo en mi casa una Werlisa y una Olympus) y a darles en los morros a todas las Lomos y a todos los modernitos que se creen que han descubierto la pólvora... notejooode!

No hay comentarios: